Buscar este blog

martes, 26 de mayo de 2015

Evolución Desigualdad en Argentina: Género y Trabajo Periodo 2008/13



Trabajo Práctico Periodismo de Datos
CCC Lic. en Periodismo 
UNDAV - Turno Mañana - 2015
Docente: Damián Profeta
Grupo: Malena Haboba, Vanina Montes y Elena Calvín


Evolución desigualdad en Argentina
Mujer y Trabajo Período 2008/2013



   

  La lucha de las mujeres por acceder al ámbito laboral comienza por el siglo XIX, con el desarrollo de la industria, Juana Manso,escritora y activista del feminismo en la Argentina, afirmaba que las mujeres sólo alcanzarían una verdadera igualdad el día en que tuvieran acceso a una educación sin discriminación. Durante décadas la mujer cumplía en el trabajo un rol reproductor, y la educación de las mujeres se reducía a la alfabetización básica y las labores manuales. La autoridad, y la formación de saberes, eran privilegios masculinos.

Pero la lucha no seso y en los años 60 y 70 las mujeres comenzaron a tener acceso a la formación universitaria, a la producción intelectual y a los puestos de dirigencia.

Hoy según el último informe de la Síntesis de Información de Estadística Universitaria 2013-2014 [1], la distribución de los estudiantes según género, para el total del sistema universitario, es de 43% varones y 57% mujeres. Y en cuanto a los egresados, la proporción de mujeres es un poco mayor, llegando al 61% frente al 39% de varones.

Así y todo siendo más las egresadas Universitarias, la Brecha de Género en el ámbito laboral favorece a los hombres.


Hoy en día, cada 10 puestos directivos, solo alrededor de 3 son ocupados por mujeres. Según el informe de PNUD Argentina [2], “Ellas no sólo presentan mayores niveles educativos que las mujeres en puestos no directivos, sino también respecto de sus contrapartes varones. Esta diferencia sugiere que los requerimientos educativos para que las mujeres ocupen puestos de decisión son aún mayores que para los varones”


Para este trabajo tomamos la Evolución, desigualdad Género y Trabajo del Periodo 2008/13.






En la Tasa de Actividad en Argentina (tabla 1) podemos ver como los porcentajes no muestran una gran variación y la brecha de género se mantiene en un promedio de un 24% a favor de los hombres. Lo mismo Ocurre con la Tasa de Empleo, (tabla 2).

Sin embargo donde las mujeres salen con porcentajes mayores a los varones, es en la tasa de desempleo con una brecha del 3% en 2008 y 2% en el 2013 (tabla3) y en la Subocupación con una brecha del 4% sin mucha variación desde el 2008 al 2013 (tabla 4).















Entrevista a Laura Salomé Canteros, periodista especializada en Género y TICs, integrante de la Red PAR (Periodistas en Red por una Comunicación No Sexista)

Nosotras - ¿Cómo es la relación de género en el mercado laboral de las TICs?
Laura Salomé Canteros – En un principio, el punto de partida es que las mujeres, en todo el mundo no llegamos al 8% de las carreras relacionadas a computación. Esto significa que no sólo quedamos fuera de los empleos más requeridos por el marcado laboral, que son los informáticos, sino que además no llegan a nosotras los incentivos de crecimiento profesional que significa acceder a estos puestos.

N- ¿Cómo pensás que se puede disminuir esta brecha?
L.S.C.- Tomando medidas de “discriminación positiva”, hay que poder generar confianza en las mujeres en las áreas de la tecnología, proponer estímulos a empleadores para achicar esa brecha, combatir el techo de cristal desde el debate ideológico, deconstruyendo el machismo imperante en ese ámbito, y promover en que las y los jóvenes se eduquen y aprendan en igualdad.
N – ¿Esto cómo lo relacionás con la brecha de género existente en nuestro país que ronda el 24% en detrimento de las mujeres?
L.S.C.- Si analizamos además el techo de cristal, la feminización de la pobreza en muchos países de la región, o la baja participación de mujeres o personas de otras identidades de dentro de los ámbitos políticos sindicales, la brecha desigual aumenta.


  Una brecha del 24 % en el ámbito laboral aun siendo más las mujeres recibidas en las Universidades, al menos pone en debate la idea de Juana Manso, nos invita a pensar en cuál será el cambio necesario para acortar esta brecha y llegar así a una igualdad en las ocupaciones laborales.

Hoy se reciben más mujeres que hombres, pero aun así, la brecha no baja. Por lo cual habría que replantearse la cultura patriarcal en la que evidentemente continuamos inmersos, aun a pesar de todos los esfuerzos de las mujeres para mostrar su igualdad ante la fuerza de trabajo.

Ya no hay diferencia en cuanto a formación, pero si para acceder al ámbito laboral y a los puestos jerárquicos. Mientras que si son las mujeres las que tienen mayor subocupación o sea que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y desean trabajar más horas.

Acabar con esta brecha de un 24 % entre Hombres y mujeres requiere un cambio en la matriz del pensamiento machista de cada una, de cada uno de los integrantes de esta sociedad.




Entrevista a Carolina Balderrama , Prosecretaria de redacción de la Gerencia Audiovisual de Agencia Télam, docente de la UNDAV e integrante de la Red PAR (Periodistas en Red por una Comunicación No Sexista)

Nosotras – Desde el espacio de dirección que tenés en la agencia Télam, ¿por qué creés que a las mujeres nos cuesta más llegar a esos espacios de decisión?
Carolina Balderrama – Por la continua batalla con los roles asignados a las mujeres. El uso del tiempo que hacemos las mujeres reflejan esa inequidad de género. La edad de la formación profesional interrumpida por el nacimiento y el cuidado de los hijos e hijas, la multitarea y la doble jornada laboral, dentro y fuera de la casa y aspectos menos perceptibles materialmente. aspectos menos perceptibles como los horarios de las reuniones donde se “cocina todo”, el lobby, en general son horarios en los que las mujeres no podemos estar 100% presentes ni accedemos a esa lógica.


N- ¿Y concretamente, en el ejercicio de tu profesión cómo lo vivís?
C.B.- Es complejo también, la Presidenta lo ha dicho más de una vez, cuando se acceden a lugares de toma de decisiones se suman estereotipos demonizantes "es autoritaria, maltratadora, etc", y con eso intentan descalificar las decisiones que tomás. La construcción de poder es compleja, las mujeres tiene que construirla y sostenerla mucho más que a los varones, ya que a los varones les viene dada, como parte de su rol socialmente designado.


FUENTE:
Trabajo realizado en base a datos obtenidos del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentinahttp://www.indec.gov.ar/, del informe titulado "Población de 14 años y más. Tasas de actividad, empleo, desocupación y subocupación por grupos de edad y sexo. Total 31 aglomerados urbanos. Cuarto trimestre 2008 - 2013"



REFERENCIAS:
[1] Departamento de Información Universitaria (DIU) http://portal.educacion.gov.ar/universidad/universidad-en-cifras/


[2] Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Género en el Trabajo: Brechas en el acceso a puestos de decisión, número 8 de la Serie Aportes para el Desarrollo Humano en Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada