Buscar este blog

viernes, 7 de marzo de 2014

EL MUNDO DEL ROCK EN EL COSQUIN ROCK 2014





Muchas cosas se podrían contar del Cosquin Rock 2014. Infinidad de miradas y perspectivas sobre un mismo evento, tantas como las más de 120 mil personas que asistieron.




Podría hablarse de los grandes del rock que participaron, Charly, Gieco, Las Pelotas, Ciro y los persas, Calle 13, Las Pastillas del Abuelo, skay, etc.

De la emoción de ver por primera vez a La Beriso en el Cosquin.

O podría hablarse del gran show que dieron todos, de cómo a pesar del clima, de la lluvia, y de las pataditas que apropiaban algunos micrófonos los músicos dieron lo mejor de si en los escenarios y el público en el campo del Rockodromo de Santa María de Punilla.

Se podría incluso hacer una tesis sobre el rock y el capitalismo, entre el arte y el comercio, entre el derecho y el lujo.

Seria muy fácil escribir sobre el alcohol o sobre si da pagar 90 pesos el vaso de Fernet que además publicita en el festival. Aun más sencillo seria hablar de la excelente organización del evento a la que Jose Palazzo nos tiene acostumbradxs. Lo bien que recibe Córdoba a la multitud, o tal vez sobre lo sucia que queda cuando esta se va.

Infinidad de temas para una crónica, porque durantes esos tres días hay infinidad de emociones, historias, pasiones, sentimientos, y todo esto sucede solo porque las personas se movilizan, sienten, deciden, accionan, viven.

Como verán puede resultar difícil destacar lo mejor del Cosquin Rock. Aunque no tanto, si pensamos que ninguna mística es tal sin las y los seguidores, lxs adeptos, el publico, la gente.

Son tres días donde conviven diferentes edades, desde 3 a 80 años. Distintas clases sociales, están las personas que viajan cómodas, como un evento más, y están las que ahorran o se endeudan todo el año, quienes lo toman como sus vacaciones.
Conviven lo que algunos llaman diferentes tribus del rock y derivados, y diferentes culturas ya que vienen de todo el país y limítrofes.

Y no solo conviven, nacen amistades, amores, relaciones artísticas, laborales, etc.
La camaradería es la que reina, la solidaridad, miren donde miren hay intercambios gente comunicándose, sonriendo, disfrutando, siendo feliz, ni mas, ni menos.

La sierra invita a la reflexión y el rock también. Las personas viven estos tres días de abstracción de todos los problemas, queriendo sacarle el máximo provecho. Algunxs no duermen, para disfrutar mas, todxs desean perpetrar ese tiempo.

Hay tanto para ver, para escuchar, para sentir, para reir.

Pareciera que todos son amigxs de todxs en esos días, se saludan con un guiño de confianza y amistad aunque no se hayan visto nunca, ni se vallan a volver a ver. Como si algo los hermanara, el rock.

Es el rock lo que lxs hermana, o son las ganas de vivir un poco.

De no tener problemas ni obligaciones, y simplemente disfrutar del tiempo, como si les perteneciera.

Dejar de sobrevivir, encontrarse con el otro, con la otra, simplemente viviendo, siendo.

El Cosquin Rock es por sobre todas las cosas una muestra de que otra sociedad es posible, donde nos tratemos con amor y respeto , donde prime la solidaridad , donde tengamos tiempo y ganas de escucharnos , de conocernos, de saludarnos y sentirnos hermanadxs a lxs otrxs a pesar de no haberlx visto nunca y aunque no vallamos a volvernos a encontrar .

Vanina Montes
Sin Careta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada