Buscar este blog

martes, 17 de julio de 2012

Una radio sin caretas ni rodeos “Yo quiero existir y que mi género exista” Por Yamile Valentukonis


Una radio sin caretas ni rodeos

“Yo quiero existir y que mi género exista”

Vanina Montes, es la conductora, productora y operadora técnica del programa “Sin careta” que se trasmite por la radio comunitaria FM La Mosca. Los temas que abarca son la violencia de género, la igualdad y el reconocimiento de las mujeres contra el femicidio, la trata y todo aquello que dañe la integridad física, moral y mental de las mujeres.

Por Yamile Valentukonis

“Sin careta”, es un espacio de reflexión, aprendizaje y lucha por la igualdad. Mariana De Pinto, Vanesa Rivera y Cintia Lorena Esquivel acompañan a Vanina todos los sábados de 18 a 21.30 en FM La Mosca donde expresan sus deseos de comunicar e informar. Ninguna tiene un rol específico porque todas hablan de todo y dicen lo que piensan. La conductora aclara que no puede definir al programa, porque éste está en constante cambio, asegura que es un día a día donde las noticias y las personas que se suman, sean como oyentes o por la web, van proponiendo el tema a tratar, y señala que no puede dar una descripción exacta porque es imposible. Si bien ella no le pone un rubro dice que básicamente es no caretiarla y, sostiene que más allá que uno tiene que tener cierta profesionalidad por ser un comunicador, cualquiera que tenga algo para decir y le ponga pasión puede hacer radio. Afirma que lo importante es el contenido de las palabras.

La comunicadora cuenta como llegó a la radio La Mosca: “Estaba en otro programa cuando me mandan a cubrir una movilización de las mujeres de zona sur que organizaban la caravana por el aborto, legal, seguro y gratuito, a partir de ahí se me abrió otro panorama de lo que era la vida, la radio y lo que uno podía hacer a través de un micrófono y no pude darle la espalda a esta realidad. A partir de eso necesite hacer otra cosa, y surgió “Sin careta”, un espacio que tenga música pero que también hable de noticias desde otro lugar que podamos debatir las noticias y comentarlas. Empecé un día comprando el diario, leyendo las noticias al aire y me di cuenta de que día por medio había una muerte de una mujer cometida por su pareja o por su ex pareja y no podía hacer oídos sordos a lo que estaba pasando, así el programa fue cambiando y de a poco se fue convirtiendo en lo que es hoy”.

“Cuando me acerqué a esta organización de mujeres que estaban organizando la caravana por la lucha del aborto para mí fue un mundo nuevo, ver que eran un grupo de 10 mujeres que estaban hablando de cosas que nada tenían que ver con la moda, con el pelo, con los zapatos de marcas o lo que lleves puesto, verlo desde otro lugar, una manera organizativa democrática donde todas valían lo mismo por mas que tengan distintas profesiones y pertenezcan a la organización que sea. Fue ahí que entendí que había otra forma de comunicarse entre las mujeres y a partir de “Sin careta” eso cambio, ahora veo a la mujer desde otro lugar que no la veía antes”, afirmó.

Vanina aclara que el programa no tiene un objetivo principal, que se encuentra abierto a cualquiera que se quiera expresar y que está para cualquiera que la necesite. Afirma que el periodismo comunitario es la grieta, es el cambio. “Es la posibilidad de llegar a la gente con otro mensaje que no te lo permitiría ningún medio hegemónico, digo cosas en FM La Mosca que en otros lados no lo podría decir. La libertad con que uno habla en un medio comunitario es impagable, es la democracia y es la libertad. Los medios comunitarios son la salida, la posibilidad del cambio y es muy importante generar redes”, sentenció.

La periodista quiere que las personas que la escuchan aprendan a visibilizar, reflexionar, accionar y a sacar a la luz todo lo que se encuentra oculto, claro está, haciéndose cargo cada una de sus palabras y de lo que se habla como sociedad, porque no son temas que sean muy hablados, como por ejemplo, machismo y violencia de género, entre otros. “Hay que ayudar a las madres que están en alguna lucha ya que hay muchos feticidas que no están siendo ni investigados ni juzgados. Queremos transmitir que se puede cambiar lo que no nos gusta de esta sociedad, y que no hay que esperar tanto desde la política o de un funcionarios, sino que tenemos que cambiar nosotros como sociedad, con las herramientas que cada uno tiene desde el lugar que uno ocupa, sea su casa o su barrio y hacernos cargo de lo que tuvimos, de lo que tenemos y de lo que queremos tener como pueblo. Transmitir que es mentira esto que nos vienen inculcando de que nadie puede cambiar nada. Hay que darse cuenta de lo que está pasando. No puede ser que tengamos una mujer muerta cada un día y medio y no haya respuesta de la sociedad, que no nos llame la atención, que nadie haga nada. El cambio esta en la gente. El tema es que uno no tiene que tolerar más esta violencia. Tenemos que ser intolerantes con el insulto y no esperar hasta que llegue el golpe. Somos muchas mujeres que ya decimos basta a la violencia de género, basta a la opresión y le decimos basta a un montón de cosas. Que tenemos mucho para dar y que la sociedad está cambiando, nosotras estamos cambiando y somos el 50 por ciento de la población.  Si entre nosotras podemos lograr conciencia y tener solidaridad con el resto de las compañeras y aprender a manejarnos y a relacionarnos de otra manera podemos cambiar muchas cosas”.

Vanina participa activamente desde el 2010 del Encuentro Nacional de Mujeres, que año a año se realiza en distintas provincias de Argentina y afirma que “hay un antes y un después en la vida de todas las mujeres que participan”. Por intermedio del programa difunde que es y cuáles son los objetivos del encuentro. Desde las distintas organizaciones se acercan a la radio para manifestarse y dar a conocer su trabajo y su lucha en cada una de ellas. “Yo quiero existir y que mi género exista”.


Unidas somos más

El Encuentro Nacional de Mujeres comenzó a realizarse en nuestro país en 1986 encabezado por un grupo de mujeres que decidieron autoconvocarse para tratar las problemáticas femeninas. En el 2011 se llevó a cabo el 26º encuentro en la Ciudad de San Carlos de Bariloche, en la Provincia de Río Negro, con una adhesión de más de 18 mil mujeres de distintas organizaciones feministas. El municipio participa activamente del encuentro y pone a su disposición las escuelas, hoteles y camping a bajos costos para alojarlas a todas las concurrentes, en donde se hicieron 55 talleres. Los puntos más importantes tratados fueron: mujer e identidad, sexualidad; anticoncepción y aborto;  trabajo, universidad, educación, salud, salud mental, adolescencia y juventud, adultas mayores, crisis global, mujeres de los pueblos originarios; ecología; trabajadoras rurales; sindicatos, partidos políticos; discapacidad; religión, derechos humanos; entre otros temas. En dichos talleres no hay ninguna jerarquía, condición social, fama, título, militancia o edad que otorgue un privilegio en su uso. Con esta modalidad se llega a un consenso como práctica democrática y les permite debatir y definir las conclusiones sobre los temas tratados dejando que todas se expresen y que sus opiniones sean valoradas por igual.  Por ovación y por aplausos se propuso que el encuentro 27º se realice en la Ciudad de Posadas, en la Provincia de Misiones los días 6, 7 y 8 de octubre, donde se esperan a más de 30 mil adherentes de todas partes del país. Específicamente, se eligió esta provincia por ser la principal en el tema de la trata de mujeres.

De Izquierda a Derecha Cinthia Lorena Esquivel, Vanina Montes, Vanessa Rivera y Mariana de Pinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada