Buscar este blog

sábado, 10 de marzo de 2012

8 de Marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora


8 de marzo de 1908: 146 mujeres, trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York, fueron asesinadas por las bombas incendiarías lanzadas adentro de la fábrica ante la negativa de abandonarla como medida de protesta por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.
En las últimas décadas los movimientos feministas han avanzado y crecido en todo el mundo.


En Argentina, por ejemplo, se realizan desde hace 26 años los Encuentros Nacionales de Mujeres, donde mujeres de todas las provincias se encuentran para escucharse, debatir y organizarse. Los encuentros son democráticos, pluralistas y autogestionados. En ellos, las mujeres participan de talleres con más de 55 temáticas que atraviesan todas las opresiones: mujer y sexualidad, mujer y trabajo, pueblos originarios, mujeres y trata de personas, estrategias para el aborto legal, seguro y gratuito, etc. 

Con el transcurso de los años el número de mujeres que se suma a los Encuentros va creciendo. En 2010 fuimos 30.000 mujeres las que participamos en Paraná, Entre Ríos. El último se realizó en San Carlos de Bariloche, y como las mujeres que participamos de estos Encuentros somos en su mayoría mujeres de los barrios, trabajadoras, desocupadas, amas de casa, estudiantes, el costo del viaje no permitió que todas puedan llegar, pero igualmente el número de mujeres participantes fue de 18.000. Esto demuestra que cada vez somos más las mujeres y los varones también, que visibilizamos la opresión que ejerce este sistema patriarcal, machista y capitalista, sobre nosotros y nosotras.

No son pocos los derechos que las mujeres con su lucha valiente y solidaria han conquistado a costa, en muchos casos, de su propia vida

- Que las nenas accedan a la educación primaria.
- Que las chicas puedan obtener una formación terciaria junto a sus compañeros varones y tengan acceso a la cultura.
- Que las jóvenes asistan a la Universidad y alcancen una cualificación profesional.
- Que las mujeres accedan al mercado laboral en “igualdad” de condiciones.
- Que las mujeres podamos votar en las elecciones de los sistemas políticos democráticos.
-Patria Potestad Compartida, que las madres compartan la autoridad con los padres de sus hijas e hijos.
-Ley de Cupo y de Cuota Alimentaria.
- Exclusión del hogar de golpeadores.
-Confección de listado de padres incumplidores de Cuota Alimentaria.
-Sanción al acosador sexual.
-Ley contra la violencia familiar.
-Ley de Salud Sexual y Reproductiva.
-Leyes de Protección Integral de la mujer durante el parto.
- El matrimonio igualitario.

Pero aun quedan muchos por conquistar

* Desmantelamiento de las redes de trata, cárcel común para cómplices, responsables y ejecutores de estos hechos: fiolos, cafishos en connivencia de los poderes estatales y las fuerzas policiales.
* Ni una muerta más por violencia hacia las mujeres. Los llamados “crímenes pasionales” son FEMICIDIOS (muerte a las mujeres por el solo hecho de serlo).
* Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.
* Igual salario para las mujeres por igual trabajo que los varones. Basta de acoso en los lugares de trabajo. No somos mercancía, una mujer no es una mina.
* Jardines maternales gratuitos para las mujeres trabajadoras.
Porque las mujeres queremos nuestro lugar en el banquete de la vida, Seguimos denunciando y reclamando:
· JUSTICIA por Marita Verón, Wanda Taddei, Erica Soriano, Fátima Catán, Aldana Torchelli y todas las víctimas de femicidio, trata de mujeres, abuso y maltrato.
· libertad y absolución de Romina Tejerina y La Galle Karina Germano.
· Por  las muertas en  abortos realizados en condiciones marginales.
· Porque este sistema objetiviza a las mujeres, reduciéndonos al simple rol de reproducción del sistema y placer del varón, nos mercantiliza  y nos vende al mejor postor.
Por todo esto, no habrá ninguna ley que nos detenga.

No somos TERRORISTAS, somos LUCHADOR@S.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada